Saltar al contenido

La industria automotriz paralizada por el coronavirus

noticias de auto

El coronavirus comenzó a provocar una caída en los insumos importados que afecta a buena parte de la producción en Argentina.

En territorio chino, el consumo de automóviles cayó durante el último mes, ya que muchas personas casi no salen a las calles por temor al contagio. Esto también perjudicó a la producción, debido a que las líneas de montaje se encuentran casi sin personal operando, no sólo para la elaboración de nuevos vehículos sino también para sus respectivas piezas.

El coronavirus afectó las líneas de producción de los grupos automotrices europeos en China desde el mes pasado, pero el efecto dominó para los proveedores locales del continente apenas empieza a sentirse, ya que las grandes reservas ayudaron a los fabricantes a soportar las restricciones en las entregas.

coronavirus indrustria de los autos

En Estados Unidos, el año cerraría estable, mientras que en Europa disminuiría la producción y las ventas, en comparación con las proyecciones realizadas a fines del año pasado. En cambio, en países como Argentina o Brasil, por el momento no hay faltantes en el rubro de autopartes, aunque si el virus continúa propagándose, es posible que en los próximos meses se sienta la disminución de algunos componentes especiales provenientes de Asia, entre ellos vehículos chinos

Como influye el Corona virus en la industria automotriz

El impacto del COVID-19 en el mercado global excede a cualquier sector de la economía. La relevancia de China como socio comercial internacional hace que todas las industrias estén afectadas, en alguna medida, en sus esquemas productivos. Según datos de GFK, en el último mes el mercado de distribución global cayó un 5%.

Pero la Argentina no sólo importa piezas para la fabricación de 0 km o motos, sino que buena parte de los teléfonos y electrodomésticos que salen de la isla de Tierra del Fuego hacia el continente tiene en sus entrañas piezas importadas de países en donde el virus es de alta rotación y en donde la cuarentena es estricta. Así, por ejemplo, de China –que concentra el 18% de las importaciones argentinas– llegan circuitos impresos montados para teléfonos, teléfonos celulares, aparatos eléctricos, repuestos y accesorios para telefonía, receptores de radiotelefonía, radiodifusión, televisión, proyectores y videomonitores, Glifosato (herbicida de baja toxicidad) y su sal, maquinaria, productos químicos, computadoras, juguetes, aires acondicionados, hasta tornillos, pernos, tuercas se compran en el país asiático.

El Salon de Ginebra

El Salón del Automóvil de Ginebra, tradicionalmente realizado en los primeros días de marzo, fue cancelado este año por medidas de la autoridad local que prohibió eventos con más de mil personas. No me sorprendería si pasara lo mismo en Nueva York, que abre sus puertas a los medios de comunicación en la Semana Santa. El de Beijing, que se hace en abril, obviamente fue pospuesto.